LAS CAMPANAS DE FLORENCIA

Todo comenzó allá por los años 1890 cuando nuestros bisabuelos se dieron cuenta de que la pequeña campana que tenían en la entonces capilla, no se escuchaba muy lejos. Y llegaron a la conclución de que necesitaban una campana más grande para que se escuchara hasta los ranchos vecinos. Y así, pusieron manos a la obra y empezaron a reunir lo que podían para mandar traer un fundidor que les hiciera una campana más grande.

Me imagino que cooperaban con lo que podían: desde gallinas, huevos, guajolotes, maíz, frijol y quizá hasta uno que otro marranito. Quizá tambien alguna que otra moneda de cobre o bronze, o el que tenía pues algún Real o dos. Por fin para el año de 1895 lograron reunir, con miles de sacrificios, la cantidad necesaria para pagar las Campana. Se la dedicaron al Sagrado Corazón de Jesús.

Desde luego que aun no había Torres, la Iglesia era solo una capilla de paredes de adobe, y techo de paja segun me contaba mi abuelo. Así que la colgaron de unos pilastrones de piedra con un travezaño de tachinole quizá.

Pero lo bueno es que ya había Campana.

Esa Campana llamó a Misa cuando se casaron nuestros Abuelos, repicó cuando bautizaron a nuestros Padres, tocó cuando hicieron su Primera Comunión y despues cuando se casaron. Estamos hablando de más de Cien Años de tocar. Llamó tanto a servicos tristes como Agonías y Dobles, como a servicios alegres como Bautizos y Cantamisas. Es seguro que repicó en nuestro Bautizmo a los que tuvimos la dicha de ser Bautizados ahí. En resumen... miles y miles de campanazos algunos tristes, pero la mayoría alegres.

Y después de poco más de un Siglo de tocar, y tocar, las cosas empezaron a cambiar...

 

Cuando estubo el Sr Cura Guadalupe, al revizar las cuerdas de ixtle que la sostenían, las cuales tendrían ya desde que se hicieron las Torres en los años sesentas, se dió cuenta de que había que reemplazarlas. Se cambiaron por cuerdas de acero y lógico que esto afectó el sonido de la campana. Al estar colgada con Ixtle, las vibraciones se amortiguaban y no repercutían en la estructura de la torre. Pero el acero pasaba las vibraciones del sonido a las vigas y de estas a la torre. Así lo entiendo yo sin tener los conocimientos de un Ingeniero en Sonido y Acústica. Este cambio de sonido se dió en los días en que el Sr Cura Guadalaupe fue cambiado de Parroquia y no faltó quien salira con el chisme de que habían cambiado la Campana. Que se la habían robado. Hubo quien fue tan estupido (a) como para decir que habían visto a un hombre en la madrugada con la Campana al hombro. (¿Si como no! una Campana que pesaba más de SETECIENTOS KILOS la iva a poder un hombre). Inclusive hasta fueron a preguntarle a un ex-sacristán que cuantas campanas había, que las contara para ver si faltaba alguna. Que gente tan ignorante al no saber lo que pesa una campana, y al no saber cuantas campanas había en las Torres. Bueno, eso ya quedó en el pasado como otro chisme más de la gente que no tiene ocupación de seguro.

Volviendo al tema de la Campana mayor...

Hace como unos dos o tres años, se empezo a hacer una reventada en la Campana

Como la podemos ver en las fotos.

Esto sí que de verdad afectó el sonido y hubo de ir pensando en reemplazarla o refundirla

 

 

 

 

Por ahí en el mes de Julio, después de más de Cien años de tocar y tocar...

 

 

 

por fin la Campana se rindió.

El Sr Cura Fernando, me comentaba que había estado ahorrando un poco con el fin de limpiar la cantera de las Torres, pero ahora con la reventada de la Campanas, pues, urgía más esto. Y digo Campanas porque se refundieron tres...

La Mayor ...dedicada al Sagrado Corazón

La grande de la Torre derecha... se llama Conchita

Una de las pequeñas de los repiques... se llama Lupita

 

La unica que se escapó, y por ello le tocó trabajar tiempos extras mientras las demas visitaban el salón de belleza y rejuvenecimiento fue

Teresita, las más pequeña. Es que esta se refundió en el 2001, creo.

 

Se hicieron presupuestos, y como las tres estaban reventadas, salía más barato a la larga refundirlas todas que de una por una.

 

 

Una foto de cuando la iban bajando

 

Ya a medio camino

 

Ven la enorme reventada?

 

El horno donde se fundira el metal

 

El molde ya esta listo en la tierra.

 

La Campana se calienta y se quebra para volverla a fundir. Lo unico que trataron de salvar para que les sirviera de muestra para hacer uno igual fue el relieve del Sagrado Corazón.

Da lástima ver esta foto, pero hay que entender que fueron más de Cien Años de tocar.

Y aparte... volverá a funcionar.

Como la mitológica Ave Fenix, resurgirá de sus cenizas.

 

 

 

Al día siguiente destapan el molde. Despacio porque aun estaba muy caliente.

Segun me dijo el fundidor, el metal alcanza la temperatura de 1000 grados

 

Ya casi la destapan toda

 

Al día siguiente ya la estaban puliendo

Los metales utilizados son bronce, cobre y estaño.

Originalmente pesaba poco más de 700 kilos, se le añadió metal para que alcanzara la Tonelada

 

Y al siguiente Domingo ya estaba en el Atrio lista para ser izada.

Lista para repicar por otros cien años más.

 

 

 

Aquí, si me lo permiten, les contaré una historia verídica que ejemplifica la unión por una noble causa de la gente de nuestro pueblo en el pasado...

Hace muchos años, quizá en los años 40s, no tengo la fecha exacta, cuando se estaba a punto de techar el templo, se ordenaron las vigas. Vigas de riel de varios metros longitud y muchos kilos de peso. Lógico que no había carretera ni de terracería del Teul hacia acá. Cuando llegaron las vigas en troca al Teul, se rumoreaba allá en aquel pueblo, que las vigas se enmohecerían y se podrirían allá, ya que no se contaba con un medio de trasporte para trerlas al no haber carretera. Ni tan siquiera se podía pensar en unas carretas jaladas por bueyes ya que no se podría por el Camino Real, única vía de comunicación existente entre los dos pueblos en aquellos días. Y sucedió lo impredecible. Un Domingo después de la Misa Mayor, anunció el Sr. Cura Juan Luna que ya habían llegado las vigas, ahora habría que traerlas de alguna forma. Algunas personas se fueron al Teul esa tarde para "hechar un vistazo y una tanteada". Mientras acá en el pueblo, en la Plaza, el Sr. Cura y la gente empezaron a organizarse y a hacer planes. Se irían y las traerían en la noche para evitar el Sol y el calor del día. Y por la madrugada las mujeres se pondrían a "hechar gordas" para llevarles de almorzar por la mañana.

Llega allá el segundo grupo de gente por la noche y encuentra al primer grupo queriendose acostar por ahí en alguna tapia abandonada, para en la madrugada salir hacia acá sin saber que iva ya el segundo grupo en camino. Se ponen de acuerdo y tomando las vigas en hombros. 15 hombres por viga. Aproximadamente de la misma estatura cada grupo. Esto era para las vigas "pequeñas" las de las Naves laterales del Templo. Me imagino unos 25 para las de la Nave central. Caminan toda la noche. Y contaban mi Papá, Francisco Chávez, y Dn. Fernando Cortés (RIPs) que para la salida del Sol...

¡No quedaba ni una sola viga en el Teul, y el grupo que cargaba la primera viga, estaba almorzando en Las Cruces al teminar la subida de Chihüitón!

¿Cuántas vigas son? Mínimo una 30, no las he contado. ¿Cuanto pesan? Sería cuestión de investigarlo.

El punto aquí es que ¿si nuestros antepasados con esfuerzo, sacrificio y mucha unión lograron edificar el Templo, Las Torres y mandar fundir las campanas, no podremos nosotros reunir lo suficiente para pagar lo que se debe de la refundición de las Campanas?

Yo tengo Fe en que si lo vamos a lograr, paisanos.

 

PAGINA PRINCIPAL

 

 

Fotos del Hijo Ausente, Certamen

113 años por 365 días del año igual a 41, 222 dias, si descontamos lo años bisiestos.

O sea que esa Campana llamó CUARENTA Y UN MIL, DOCIENTOS VEINTIDOS DIAS, Y SOLO DESCANZO LOS VIERNES Y QUIZA LOS JUEVES Y SABADOS DE SEMANA SANTA